El pasado 9 de marzo estuvimos en el Teléfono de la Esperanza de Murcia en un acto organizado por la Asociación TOC-MURCIA ofreciendo a los familiares de afectados de TOC orientación y asesoramiento psicológico.

La finalidad de esta charla era dotar a los familiares de las herramientas necesarias para ayudar al afectado de TOC a gestionar el trastorno sin convertirse ellos también en rehenes del TOC.

Afortunadamente, contamos con un gran número de asistentes. Sin embargo, somos conscientes de que son muchas las personas que no pudieron venir al acto que con mucho cariño llevamos a cabo. Por este motivo, nos gustaría resumir las principales ideas de las que hablamos durante la charla.

¿Qué debe hacer la familia de un afectado de TOC?

Ver entrada

  • Conocer el TOC. Cuanta más información tengamos mejor lucharemos contra el trastorno. Por ello, es fundamental contactar con asociaciones, buscar profesionales especializados, buscar en internet información de calidad, etc.
  • Entender que la persona “TIENE TOC” pero “NO ES UN TOC”. Si algo de lo que dice o hace no nos gusta o no lo consideramos correcto, debemos hacérselo saber: ¡NO TODO VALE! Es necesario aprender a reconocer cuáles son los síntomas del TOC.
  • Intentar quitarle importancia al TOC. Darle la importancia que tiene, no más. No podemos dejar que el TOC adquiera un papel protagonista en la familia.
  • No perder de vista a los otros miembros de la familia ni a nosotros mismos. Debemos cuidarnos y cuidar al resto de personas que viven en casa.
  • Debemos actuar como EQUIPO. Y, por tanto, colaborar en la terapia apoyando las recomendaciones marcadas por el/la terapeuta es fundamental.
  • Entender que no se pueden obtener resultado de manera inmediata, los progresos son graduales.
  • Tener expectativas realistas sobre el tratamiento. Tener en cuenta que no se puede abordar todo de golpe (paso a paso). NO PRESIONAR.
  • No frustrarnos si observamos que nuestro familiar ha tenido una crisis. Debemos tener previsto que habrán subidas y bajadas.
  • No hacer comparaciones entre un día y otro. ¡ESTO PUEDE GENERAR MUCHA FRUSTRACIÓN Y DESESPERANZA! El estado de ánimo del afectado de TOC puede ser muy cambiante.
  • Tenemos que tener en cuenta periodos de tiempo más largos para evaluar las mejorías. Evaluar el progreso teniendo en cuenta el punto de partida.
  • NO intentar ser su terapeuta. La familia debe comportarse según el rol familiar que le corresponda no como su psicólogo. Esto puede generar más PRESIÓN y ANSIEDAD.
  • No imponer ni exigir avances: “Ayer conseguiste no hacer tal cosa, así que hoy debes esforzarte para hacer algo más”. Esto es tarea del terapeuta no de la familia.
  • NO vigilar al afectado de TOC para observar si hace lo pactado con el terapeuta o si lo hace bien. NO debemos fiscalizarlo.
  • Reconocer cada pequeño logro. Y, felicitar al afectado de TOC por el esfuerzo realizado: “Es más probable que una conducta vuelva a repetirse si la reforzamos”.
  • Mostrar interés por los distintos ámbitos de su vida (hobbies, proyectos, relaciones sociales, etc) no solo por sus avances en el tratamiento o por lo referente al TOC.
  • No colaborar en los rituales o compulsiones del afectado de TOC para mantener la paz o para evitar conflictos. Hay que poner límites al TOC .No podemos facilitarle al TOC las cosas. En definitiva, no debemos entrar en el juego del TOC. Pero, debemos reducir nuestra participación de manera GRADUAL. . A continuación, podemos algunos ejemplos:
  1. Cambiarse de ropa y calzado nada más entrar a casa (TOC de contaminación). ¡ERROR!
  2. Ayudar a comprobar antes de salir de casa que todo está debidamente apagado (TOC de comprobación). ¡ERROR!
  3. Esperar a que termine su ritual de lavado de manos para empezar a comer. (TOC de limpieza). ¡ERROR!
  4. Responderle a si se puede estar tranquilo respecto algún temor concreto. (TOC hipocondríaco/somático). ¡ERROR!
  5. Esperar a que termine de ordenar ciertas cosas de su habitación antes de salir de casa (TOC de orden). ¡ERROR!

¿Qué hacer o decir para no facilitar sus rituales?

A continuación, os ofrecemos algunas sugerencias. Podéis utilizar este tipo de expresiones cuando vuestro familiar os demande que participéis en su ritual. Debéis tener en cuenta que no participar en sus rituales a corto plazo puede desencadenar en el afectado de TOC ansiedad e incluso ataques de ira. Sin embargo, es la única estrategia que podemos seguir si queremos ayudarle a salir de la trampa del TOC.

  1. Tu terapeuta nos ha recomendado que no participemos en tus rituales. Hemos decidido confiar en él/ella. Tenemos que seguir sus recomendaciones”.
  2. “Si hago lo que me pides puedo ayudarte a sentirte mejor ahora. Pero, a medio-largo plazo solo servirá para empeorar tus síntomas”.
  3. “Como te quiero, rechazo participar en este ritual”.
  4. “Se que es duro y que tu ansiedad puede aumentar. Pero, es mejor si no participo en esto”.

Es difícil resumir todas las ideas que los familiares deben tener en cuenta para ayudar a su familiar afectado de TOC de la mejor manera posible.

Esperamos que este artículo sirva para aclarar algunas dudas y tener en cuenta algunos aspectos importantes a la hora de relacionarnos con nuestro familiar.

No obstante, recomendamos buscar ayuda profesional en el caso de que el afectado y los familiares no la estén recibiendo. Con el tratamiento adecuado, podemos conseguir que el malestar que genera el TOC se reduzca de manera significativa. Sin embargo, sin tratamiento, lo que sucede es justo lo contrario. Lo más probable es que cada vez el malestar y el nivel de interferencia aumente de manera considerable.  

Si resides en Murcia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos ayudarte. ¡Nos encantaría escucharte!