psicologia juridica

Psicología Jurídica en Murcia

Peritajes Psicológicos de Familia

Los informes periciales psicológicos se han convertido en un instrumento de suma utilidad en los procesos judiciales de divorcio, guarda y custodia, siendo cada vez más frecuente su demanda, tanto por parte de los propios progenitores como del órgano judicial encargado del proceso. En estos informes, se realiza una evaluación y valoración psicosocial del funcionamiento de la familia, prestando especial atención a las relaciones de los menores implicados, promoviendo siempre su interés superior.

Así pues, ¿por qué es tan importante disponer de un informe pericial?

Porque a través de ese informe es posible aportar conocimientos científicos al proceso judicial relativos a la Psicología que permiten arrojar luz sobre las condiciones que más favorezcan el interés superior del menor, que debe prevalecer sobre cualquier otro derecho de los progenitores. Además, los conocimientos recogidos en el informe facilitan la toma de decisiones del Juez sobre la capacidad de los progenitores para proveer a los menores de los cuidados adecuados y atender sus necesidades básicas y afectivas.

Entonces, ¿todos los psicólogos pueden realizar un informe pericial psicológico?

No. El Estado ha regulado recientemente la formación que estos profesionales deben tener, ofertando las Universidades la titulación de Máster Oficial en Psicología Jurídica y Forense. Además, la Ley de Enjuiciamiento Civil y la Ley de Enjuiciamiento Criminal recogen que la realización de los informes periciales debe hacerla un Psicólogo Forense Titular, siendo necesario para ello la formación reglada de máster oficial mencionada.

Y, ¿qué informes periciales son los que más se solicitan?

Normalmente, en el ámbito de familia lo más común es la evaluación pericial de capacidades parentales y el informe pericial de guarda y custodia.

Evaluación pericial de capacidades parentales

En estos informes se realiza una valoración del estado mental de uno o ambos progenitores con el objetivo de demostrar que son progenitores idóneos y cuentan con las habilidades parentales necesarias para cubrir las necesidades y cuidados de sus hijos.

Informe pericial de guarda y custodia

En estos informes se realiza una evaluación pericial de toda la unidad familiar con el objetivo de ser aportado en un proceso judicial de separación y/o divorcio en el que se solicita una modificación de la guarda y custodia de los menores. Esta condición de evaluar a toda la familia, ambas partes, es necesaria para la realización de este tipo de informe, si una de las partes se niega, hablaríamos de una evaluación de capacidades parentales de un solo progenitor.

Por último, ¿qué beneficios tiene la solicitud de un informe pericial psicológico de familia?

  • Tiene función terapéutica. Cuando se narra la historia, se expresa la vivencia en cuanto a hechos, pensamientos y emociones. Explicar lo ocurrido a veces ayuda a aceptar la nueva situación, se ordenan las ideas en nuestra cabeza y se visualizan nuevas opciones de forma más clara.
  • Dispone de un diagnóstico real. El análisis de la situación por parte de un experto permite tener una evaluación objetiva de la realidad.
  • Permite la anticipación. Si el examen inicial no es favorable, facilita la opción de anticipar y solucionar aquellos comportamientos que en el diagnóstico se valoran como poco adecuados.
  • Ofrece una valoración de la viabilidad de los planes futuros. Al valorar un profesional los planes futuros sobre la organización en la crianza de los hijos, conociendo la situación de partida, permite ajustar las expectativas para que sean viables y realistas.
  • Posibilita el trabajo en equipo. Poder trabajar de forma multidisciplinar (legal y psicológica) implica unir dos visiones diferentes pero complementarias, que enriquece las opciones y alternativas que la persona que solicita el informe puede tener.
  • Informe pericial como prueba fundamental en un proceso judicial. La redacción de un informe pericial psicológico favorable para la parte que lo solicita puede ayudar en la defensa de dos formas, con el propio informe (prueba documental) y con la ratificación por parte del perito en el juicio (declaración verbal). 

Sabemos que la solicitud de un informe pericial psicológico supone un esfuerzo en cuanto a tiempo y dinero, pero no deja de ser una inversión futura en un proceso judicial. Los resultados de un buen trabajo en equipo son visibles y pueden marcar el futuro, ¡consúltanos sin compromiso!

¿Hablamos?