«La curiosa paradoja es que cuando me acepto como soy, entonces puedo cambiar».

Carl Rogers. 

Hasta hace poco años el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) era totalmente invisible a los ojos de la sociedad. En los últimos años parece que se habla cada vez más del TOC.

Pero, la imagen que se da del TOC en los medios de comunicación, el cine, el teatro o la televisión está muy alejada de la realidad. El TOC suele abordarse desde un enfoque equivocado, suele relacionarse con rarezas, excentricidades y es tratado con jocosidad olvidando el gran sufrimiento que este trastorno genera tanto a los afectados como a sus familiares.

El sentido de humor nos ayuda a abordar los problemas con naturalidad, fortaleza y optimismo. Y, esto es absolutamente necesario para que nuestros problemas o preocupaciones no terminen ganándonos la batalla. Pero, no podemos caer en el error de caricaturizar a los afectados de TOC: ¡Sentido del humor sí, ridiculizar NO!

En esta entrada de Blog pretendemos dar una visión lo más ajustada posible de la realidad que viven los afectados de TOC profundizando especialmente en el tipo de TOC menos conocido: el «TOC Puro».

Seguidamente os facilitamos una charla en la que el Dr, Phillipson, uno de los mejores especialistas en TOC actualmente, nos habla de los síntomas y el tratamiento más recomendado para este trastorno:

¿Qué es el TOC Puro?

El TOC Puro es el tipo de TOC más desconocido e invisible. Y, a su vez, genera mucha angustia en la persona que lo sufre.

Lo más característico de este tipo de TOC es que las compulsiones no son visibles. En este caso no observamos compulsiones como el lavado de manos, la necesidad de mantener todo en orden o comprobar que la puerta está cerrada correctamente. En el TOC Puro las compulsiones son mentales (rezar, contar, repetir palabras o frases mentalmente, pensar en algo y/o recrear situaciones en la cabeza para que no ocurran, etc.). Por ello, no es tan fácil diagnosticar ni tratar este tipo de TOC .

En el TOC Puro la persona tiene que hacer frente diariamente a un aluvión de pensamientos que aparecen en su mente de manera recurrente, intrusiva e incontrolable.Todas las personas podemos tener pensamientos intrusivos, sin embargo esto no quiere decir que tengamos TOC.

A los afectados de TOC estos pensamientos les generan mucha angustia y un nivel alto de malestar. Agotan mentalmente a la persona que los sufre e irrumpen en su vida poniendo en pausa sus deseos, sus ilusiones y sus motivaciones. Los pensamientos intrusivos se convierten así en los protagonistas de la vida diaria del afectado de TOC.

Los pensamientos además de angustia pueden generar también otras emociones como vergüenza, miedo o culpa. Los afectados de TOC Puro pueden tener pensamientos o imágenes con gran carga emocional relacionados con la enfermedad, violencia, sexualidad, religión, dañar a un ser querido, etc.

Es cuanto menos curioso observar como personas inteligentes y con mucho sentido común le dan credibilidad a los pensamientos intrusivos que pasan por su cabeza a pesar de ser pensamientos irracionales.

¿Qué debo tener en cuenta si tengo TOC Puro?

  • Tus pensamientos no te definen. Tú eres mucho más que tus pensamientos.
  • Tener pensamientos «feos, desagradables o dañinos» no quiere decir que seas mala persona. Estos pensamiento no reflejan quien eres, tan solo son la consecuencia de un desequilibrio de sustancias químicas en tu cerebro.
  • No te pelees con tus pensamientos. Si intentas deshacerte de ellos cogerán fuerza y tardarán más en irse de tu cabeza.
  • La clave está en la aceptación. Observa con distancia tus pensamientos como si fueras un mero espectador. Acepta el TOC con naturalidad. Normalizar el TOC te va a ayudar a convivir con él sin angustia.
  • Los pensamientos son como el humo, pronto se desvanecen si los dejamos pasar.
  • Lo que piensan nada tiene que ver con lo que realmente sientes o quieres hacer.
  • No por pensar algo lo vas a terminar haciendo, ¡nada que ver con eso! No vas a llevar a la práctica bajo ningún concepto aquello que estás pensando. El TOC nada tiene que ver con la locura. No estás loco. Tienes control absoluto sobre tus acciones por lo que no vas a llevar a cabo ninguno de tus pensamientos o impulsos.
  • Debes permanecer con la mayor templanza posible. Los pensamientos se alimentan de tus debilidades. Por tanto, es importante no perder el control. Mantén tu mente en calma para que los pensamientos pierdan fuerza.
  • Lo que realmente te produce angustia no son los pensamientos sino el cómo interpretas esos pensamientos. Si los interpretamos como algo horrible, nos sentiremos francamente mal. Pero, si interpretamos como simples pensamientos que van pasando por nuestra cabeza y con las mismas se desvanecen, no tienen que generarnos ninguna emoción. No debemos dar ninguna credibilidad a los pensamientos intrusivos ya que son pensamientos sin sentido que no tienen ninguna utilidad y tampoco se corresponder con la realidad que vivimos.
  • La terapia psicológica es absolutamente necesaria para aprender a gestionar el TOC. Busca ayuda psicológica si aún no lo has hecho, aprenderás a convivir con TOC y tu malestar disminuirá de manera significativa.

Si estás interesado en obtener más información sobre el TOC, te recomendamos visitar la página web de la Asociación TOC-MURCIA. Ahí, podrás encontrar información que puede ser de gran interés tanto si eres afectado de TOC como si eres familiar de una persona afectada por este trastorno.

Y, si resides en Murcia y estás buscando ayuda psicológica para que el TOC deje de tener tanto protagonismo en tu vida, te animamos a contactar con nosotros para que podamos orientarte y asesorarte sobre los mejores pasos a seguir: .¡nos encantaría escucharte!