Los niños están siendo un auténtico ejemplo para todos nosotros. Los adultos pensábamos que nos iba a costar un gran trabajo hacerles entender las normas que rigen esta “nueva normalidad” en la que estamos inmersos desde que el coronavirus forma parte de nuestro día a día.

Sin embargo, el resultado ha sido otro. En su mayoría, los niños han entendido y aceptado con facilidad las normas. Se han adaptado de manera mucho más positiva de lo que esperábamos, ¡nos han dado una gran lección!

Tienen mucho sentido común. Por tanto, la gran mayoría de los menores hacen uso sin rechistar de sus mascarillas, respetan las distancias de seguridad y acatan la difícil recomendación de no dar besos ni abrazos a sus amigos.

¿Ha afectado la pandemia a las habilidades sociales de los niños?

España ha sido además el país con el confinamiento más estricto para los niños. A veces hemos oído incluso decir que la situación vivida ha sido muy parecida a un conflicto bélico. Los menores tuvieron que hacer frente a muchos cambios sin, por supuesto, precedentes:

  • Desde el mes de marzo hasta septiembre los niños dejaron de ir al colegio.
  • Durante meses los niños estuvieron sin salir de casa absolutamente para nada ni siquiera para bajar al perro, hacer la compra o tirar la basura.
  • Se relacionaron exclusivamente con los miembros de la familia con los que conviven.
  • No realizaron actividades extraescolares ni practicaron deportes.
  • No asistieron a cumpleaños.
  • No se encontraron con otros niños en los parques.
  • No participaron de eventos o celebraciones familiares.

Indudablemente la situación del coronavirus ha podido afectar a las habilidades sociales de los niños. Son ya ocho meses aproximadamente en los que estamos viviendo de manera diferente. Incluso a día de hoy, dependiendo del lugar de residencia, siguen siendo aún muchas las restricciones. Las habilidades sociales si no se practican van debilitándose.

Algunos niños se han encontrado con dificultades a la hora de salir de casa después de estar tanto tiempo confinados. Perdieron la práctica de relacionarse con sus vecinos, compañeros de clase o cualquier otra persona de su día a día con la que mantenían algún tipo de vínculo.

Al principio, fueron muchos los niños que salieron a la calle desconfiados e incluso temerosos. Pero, es cierto que la gran mayoría de niños se han adaptado sin problemas a la nueva normalidad. Pero, hay algunos otros niños a los que la pandemia les ha hecho estar más retraídos y sus habilidades sociales se han visto mermadas.

Debemos animar a los niños a que continúen relacionándose y creando vínculos con los demás. Somos seres sociales, necesitamos interactuar con los demás para sentirnos bien. Eso sí, ¡la manera de entender las relaciones sociales ha cambiado totalmente!

Ahora la mitad de nuestra cara está tapada por la mascarilla. Y, además, no podemos tener contacto físico ni compartir obejetos personales o comida. Pero, esto no significa que tengamos que renunciar a relacionarnos con los demás. Tendremos que poner más conciencia en la expresión de nuestros ojos, gesticular más y hacer un mejor uso de la comunicación verbal para que fluya el contacto con los demás.

A los niños les sucede exáctamente lo mismo. No pueden abrazarse o jugar a muchos juegos en los que el contacto físico es imprescindible, no se les permite tampoco compartir juguetes o intercambiar comida. Su escenario ha cambiado mucho,  ¿por qué no facilitarles las situaciones sociales mediante el entrenamiento en habilidades sociales? ¡Ayudémosles que el contacto con su grupo de iguales no se vea deteriorado por culpa de la pandemia!

No pueden abrazarse pero sí pueden saludarse con el codo, con una mirada amable o posicionando su mano a la altura del corazón. La manera de interactuar es distinta y parece difícil que volvamos a lo de antes. ¡Facilitemos que los niños no se queden atrás y enseñésmosles este nuevo código que estamos empezando a usar!

Habilidades Sociales sofía gil

¿Cómo entrenar las habilidades sociales?

Quizás ahora sea más importante que nunca trabajar con los niños las habilidades sociales. Éstas, al igual que cualquier otro tipo de habilidad, se entrenan. Entrenar a los niños en habilidades sociales les ayudará para desenvolverse en su día a día con mucha más facilidad.

Ahora los niños, al igual que nosotros, tienen que hacer uso de mascarillas. Esto dificulta las relaciones sociales. Muchas veces con las mascarillas no oímos lo suficiente, no entendemos bien a las otras personas y se hace más necesario que nunca el mirar a los ojos de los demás para poder comunicarnos.

Las habilidades sociales permitirán a los niños poder preguntar si no han entendido algo, ser más habilidosos con la comunicación no verbal (expresión de los ojos, gestos con las manos, postura corporal, etc.) y, en definitiva, a saber adaptarse sin grandes dificultades a esta situación de pandemia de la que formamos parte.

Animémosles a disfrutar de sus interacciones sociales evitando generarles miedo. Debemos procurar que sean precabidos. Para ello, es nuestra responsabilidad explicarles bien las normas a seguir. Una cosa es tomar precauciones y otra es transmitirles ansiedad o miedo.

Recursos específicos para trabajar habilidades sociales con niños

Sofía Gil, psicóloga de nuestro Centro de Psicología MindUp Psicólogos, es la autora de “Habilidades Sociales”. Este libro ha sido publicado hace tan solo unos meses. Y, forma parte de la colección “Grandes herramientas para pequeños guerreros de la editorial flamboyant”.

libro habilidades sociales sofíagil

Este libro es un recurso útil y práctico. En él aparece recogido todo lo fundamental para entrenar a los niños en habilidades sociales. Dependiendo de la edad, los niños podrán hacer uso de esta herramienta ellos solos o, por el contrario, es posible que necesiten el acompañamiento de un adulto.

Son muchas las ideas, trucos y ejercicios que aparecen en este libro. Sus habilidades sociales se verán fortalecidas si se entrenan, ¿por qué no echarles una mano para que sus habilidades sociales no se vean debilitadas por la pandemia?

Con el libro de «Habilidades Sociales», de Sofía Gil y Andréu Llinas, los niños aprenderán a:

  • Desenvolverse como peces en el agua en situaciones sociales.
  • Defender sus derechos y a respetar los derechos de los demás.
  • Expresar lo que piensan, sienten o necesitan sin sentirse mal por ello y sin hacer sentir mal a los demás.
  • Encajar las críticas, expresar sus opiniones, sugerencias o realizar peticiones.
  • Escuchar con atención.
  • Expresarse de manera respetuosa.
  • Adoptar una postura corporal que denote seguridad.
  • Mirar a los ojos.
  • Tener una expresión amable y cercana.

Os animamos a haceros con el libro, ¡seguro que a vuestro hijo/a le va a resultar de gran ayuda! Sin embargo si tras el confinamiento el niño parece no adaptarse a la nueva normalidad y observáis en vuestro hijo síntomas de ansiedad, os recomendamos solicitar ayuda profesional. En nuestro Centro de Psicología en Murcia podemos ayudaros si estáis buscando terapia psicológica para niños o adolescentes ¿Hablamos?

Para más información sobre el libro podéis pinchar en este enlace: habilidades sociales.