El suicidio en cifras.

El suicidio en España es la principal causa de muerte no natural. Unos 4000 casos de suicidio se registran al año aproximadamente. Es alarmante si entendemos que esta cifra duplica a las víctimas de accidentes de tráfico. Después de los tumores, la muerte por suicidio es la principal causa de muerte en España en jóvenes de 15 a 29 años.

Los datos son escalofriantes. En el mundo cada año se suicidan casi un millón de personas, lo que supone una tasa de mortalidad “global” de 16 personas por cada 100.000 habitantes.

Debemos saber que en el mundo en el que vivimos, el suicidio se cobra más vidas que las guerras y los homicidios juntos. Por desgracia, se suicida en el mundo 1 persona cada 40 segundos. Por tanto, más de 2.000 personas se suicidan al día.

Teniendo en cuenta estos datos, no es de extrañar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considere el suicidio como el mayor problema de salud pública de Europa.

En nuestro país, una persona se quita la vida cada 2,5 horas aproximadamente. Y, el 75 % de las personas que se suicidan son hombres. Las mujeres lo intentan 3 veces más que los hombres, mientras que los hombres lo consiguen 3 veces más que las mujeres.

El método más utilizado en todo el mundo es el ahorcamiento, seguido del uso de armas de fuego en hombres y de intoxicación por pesticidas o fármacos en el caso de las mujeres.

El problema es aún más grave de lo que podemos imaginar si tenemos en cuenta que por cada persona que se termina suicidando, hay otras 20 personas que lo han intentado hacer. Esto supone que cada 2 segundos una persona intenta suicidarse en el mundo.

Creemos que dar visibilidad a este problema de salud pública que tantas muertes provoca en España podría ayudar a reducir su tasa de incidencia. Te animamos a echar un vistazo a la primera aplicación en español para la prevención del sucidio: «PREVENSUIC».

¿Qué podemos hacer para prevenir el suicidio?

La conducta suicida es un tema complejo y difícil de abordar, tiene muchas aristas. No existe una receta mágica que nos ayude a evitar los suicidios en nuestro país, ojalá fuera así. Pero, esto no quiere decir que no haya nada que hacer para reducir el número de muertes por suicidio.

El suicidio se puede prevenir y se hacemos uso de los medios adecuados los resultados pueden llegar a ser muy esperanzadores.

Sabemos que el 30-40% de las personas que se suicidan han tenido una tentativa previa. Esto nos hace pensar que, si detectamos precozmente las señales de alerta que nos indican que algo no va bien, podríamos evitar muchas muertes por suicidio.

Bárbara Satanley, profesora de la Universidad de Columbia (New York), puso de manifiesto, en el IV Congreso de Psicología que se celebró hace tan solo unas semanas en Vitoria, que la aplicación de nuevos métodos de prevención en casos de pacientes con tendencias suicidas logra reducir estos comportamientos en un 45 % de los casos. ¡Los resultados obtenidos en esta investigación son sin duda muy alentadores!

Pero, ¿qué podemos hacer para prevenir el suicidio?

  • Debemos hablar más de suicidio, darle más visibilidad. Hasta no hace mucho hablar de este tema en la mesa del café se consideraba inapropiado y siempre ha sido visto el suicidio como un tema tabú. Hoy se sabe que hablar de suicidio es una manera efectiva de prevenirlo. Mantenerlo escondido para evitar el efecto contagio es otro de los mitos del suicidio.
  • Darle la atención e importancia que merece a las tendencias suicidas. No podemos pasar por alto las ideas o tendencias suicidas. Se suele pensar que la persona que verbaliza que “se quiere suicidar” lo hace para llamar la atención. Y, automáticamente dejamos de darle importancia. Esto es un error. Si una persona verbaliza que quiere o está pensando en quitarse la vida, tenemos que saber que algo no va bien. Y, por supuesto, no podemos dejarlo pasar.
  • Consultar a un especialista en salud mental. El 90% de las personas que con ideas de suicidio tienen un trastorno psiquiátrico. El riesgo de suicidio es 20 veces mayor en aquellas personas con problemas de psicológicos y/o psiquiátricos. Si detectamos que algo no va bien, es importante consultar a un especialista en salud mental, no podemos jugar a ser psicólogos o psiquiatras ante un problema de tal gravedad.
  • Personal sanitario con formación especializada en prevención de conductas suicidas. Aproximadamente la mitad de personas que se suicidan habían realizado una consulta a su médico de cabecera aproximadamente 30 días antes de quitarse la vida. Y, 1 de cada 6 personas que se suicidan habían visitado a su médico de familia el mismo día que deciden suicidarse. En la mayoría de los casos, el médico de familia no tiene constancia de los antecedentes suicidas de los pacientes.
  • Apostar por la creación de un plan integral o estrategia estatal de prevención del suicidio. Como profesionales de la salud mental creemos que es absolutamente necesario que exista una estrategia o plan de actuación estatal para prevenir el suicidio en nuestro país. Pero, por desgracia, actualmente no disponemos de este recurso. Tenemos que seguir haciendo visible este problema de salud pública para que se convierta en un tema de prioridad política, sanitaria y social.

Si estás teniendo ideas de suicidio no las dejes pasar. Préstale la atención que merecen y ponte en contacto con un especialista en salud mental. Y, si estás buscando ayuda psicológica para tratar tus ideas de suicidio en Murcia, te animamos a contactar con nosotros para que podamos ayudarte. Nos encantaría acompañarte en este proceso de búsqueda del sentido de la vida.