Insatisfacción crónica: Nada me hace feliz.

por | Estado de ánimo

LA PIEDRA

«El distraído tropezó con ella. El violento la utilizó como proyectil. El emprendedor construyó con ella. El campesino cansado la utilizó como asiento. Para los niños fue tan solo un juguete. David mató a Goliat. En cambio, Miguel Ángel esculpió la más bella escultura. En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en la persona. No existe piedra en el camino que no puedas aprovechar para tu propio beneficio». 

La vida es como una partida de cartas

La vida puede ser comparada metafóricamente con una partida de cartas, un juego en el que debemos actuar como jugadores habilidosos y determinados a ganar, sin importar las cartas que nos hayan sido repartidas. Es innegable que no todos empezamos con el mismo conjunto de cartas en nuestras manos, lo cual agrega un elemento de desigualdad al juego.

Al observar a nuestro alrededor, es probable que nos encontremos con jugadores que poseen mejores cartas que las nuestras. Sin embargo, también nos encontraremos con otros jugadores que enfrentan dificultades significativas al tener un conjunto de cartas desfavorable.

Cuando nos encontramos con cartas desfavorables, solo tenemos dos opciones: lamentarnos por ello y rendirnos antes de que la partida termine, convencidos de que es imposible ganar con esas cartas; o bien, podemos utilizar nuestras habilidades y estrategias para triunfar a pesar de no contar con la suerte de nuestro lado.

A veces, estamos tan concentrados en querer ganar que se nos olvida disfrutar del juego. ¿No crees que esto también nos sucede en la vida? En ocasiones, estamos tan empecinados en algo que se nos olvida disfrutar del momento presente, ¡qué gran error!

¿Qué es la insatisfacción crónica?

La insatisfacción crónica, o la falta de capacidad para valorar y disfrutar lo que tenemos o lo que somos, nos conduce a la infelicidad y nos genera además sensaciones de malestar e inquietud.

Hablamos de insatisfacción crónica cuando no valoramos el recorrido que hemos realizado para llegar al punto en el que estamos.

Las personas que se sienten constantemente insatisfechas tienen grandes dificultades para saborear el presente. Pasan sus días visualizando el futuro. Continuamente su mente está pensando en “lo que pueden llegar a ser” o en “lo que pueden llegar a tener”. Cometen el error de creer que cuando “consigan ser…” o “consigan tener…” van a sentirse en paz y satisfechas consigo mismas. Pero, esto no funciona así.

Nos sentiremos en paz cuando consigamos no necesitar nada más de lo que tenemos en este momento para estar bien. Todo está bien. Nuestra felicidad no depende de las circunstancias que nos envuelven, ¡para nada!, podemos ser tremendamente infelices aun teniendo en nuestras manos todo aquello que deseamos.

La felicidad está dentro de nosotros. No tenemos que buscar muy lejos, todo lo que necesitamos para estar bien ya lo tenemos.

¿Por qué hoy en día hay cada vez más personas insatisfechas?

Vivimos en una sociedad en la que, en teoría, todo es posible. Tenemos un mundo que nos ofrece infinitas posibilidades. Nos animan a superar nuestras limitaciones, a romper las barreras con las que nos podamos encontrar, a alcanzar nuestros sueños, a ser personas de éxito sin miedo al fracaso. Pero, en la práctica, no resulta tan fácil.

Esto nos lleva a que no nos aceptemos tal y como somos. Y, nos empuja a correr detrás de una quimera que cada vez está más lejos de nosotros y nos resulta imposible alcanzar por más que lo intentemos.Y cuando no conseguimos esto, que en apariencia otros consiguen con tanta facilidad, es cuando nos sentimos insatisfechos.

La insatisfacción tiene como base la inseguridad. Personas con baja autoestima tenderán a buscar el éxito, en los distintos ámbitos de su vida, para sentir la aprobación de los demás y ser valoradas de manera positiva por su entorno. Si más tengo, si más exitoso/a soy, mejor valorada estaré.

¿Qué podemos hacer para librarnos de la insatisfacción crónica?

1. Lo más importante en la vida es que lo más importante sea lo más importante.

Debemos aprender a darle valor a aquello que realmente lo tiene. Tenemos que saber priorizar. Lo más importante debe ser nuestra paz, disfrutar de nuestro momento presente y de nuestros seres queridos. Todo lo demás debe quedar relegado a un segundo plano.

2. No es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita.

Es importante hacer una diferenciación entre lo que es un deseo y lo que es una necesidad. No tener cubierta una necesidad básica, como alimento o un techo en el que dormir, es natural que nos genere malestar.

Pero, si lo que no tenemos cubierto es un deseo, no debe generarnos insatisfacción. Si lo tengo está bien pero si no lo tengo….¡también está bien! No necesitamos alcanzar nuestros deseos para ser felices. Tenemos que ajustar nuestras expectativas y no necesitar nada más que tener nuestras necesidades más básicas cubiertas para ser felices.

3. Valora quién eres en este momento. No te compares con otras personas.

Estar pendientes de lo que otros tienen o de cómo son otras personas nos va a generar grandes conflictos. Tenemos que aceptar quienes somos y cómo somos. ¿Por qué pretender ser todos iguales? Lo bonito de jugar una partida de cartas es que cada jugador es diferente, tienen unas habilidades particulares y, además, cada uno tiene unas cartas distintas para poder jugar, ¡qué aburrida sería la partida si todos tuviéramos las mismas cartas!

La comparación debemos hacerlas con nosotros mismos, debemos ser mejores de lo que lo fuimos ayer. No debemos intentar alcanzar ser mejores que otros sino alcanzar nosotros nuestro máximo potencial.

4. No te fijes en lo que no tienes, valora lo que tienes.

Las personas que se sienten insatisfechas normalmente prestan atención a lo que les falta por conseguir dejando a un lado lo que han conseguido. Quieren “llegar a ser…” o “llegar a tener…” y no dan ningún valor a lo que ya son o ya tienen.

Mírate bien, mira a tu alrededor… ¿podrías identificar aquellas cosas que sí van bien en tu vida y por las que deberías estar muy agradecido/a? ¡Seguro que son muchas las cosas por las que deberías estar agradecido/a!

Si respiras quiere decir que estás vivo, a partir de ahí…todo está bien. Si no somos felices, ya es nuestra responsabilidad. Estamos fallando nosotros, no la vida. Debemos dejar de lamentarnos, no es la vida la que está en nuestra contra somos nosotros quienes nos estamos boicoteando. Tenemos que parar, darnos cuenta de que ser o no feliz está en nuestra manos. Dejar de quejarnos, dejar de victimizarnos…¡todo está bien!

5. Practica la gratitud.

La gratitud es una herramienta poderosa que nos permite valorar y disfrutar más plenamente de lo que ya tenemos, liberándonos de la insatisfacción crónica y cultivando una mayor sensación de satisfacción y calidad de vida.

Al enfocarnos en reconocer y apreciar conscientemente las cosas positivas en nuestras vidas, podemos cambiar nuestra perspectiva y contrarrestar la insatisfacción crónica. La gratitud nos ayuda a centrarnos en lo que ya tenemos en lugar de enfocarnos en lo que nos falta, permitiéndonos encontrar mayor satisfacción y plenitud en el presente.

Y por último…

Si tras leer este artículo te ha surgido alguna reflexión o comentario que quieras compartir con nosotros, te animamos a participar en nuestro Blog de Psicología. Tus palabras pueden enriquecer mucho este espacio. Y, por supuesto, ser de gran ayuda para otras personas.

Si buscas atención psicológica para aprender a estar satisfecho/a con quién eres y liberarte de este sentimiento de insatisfacción crónica, te animamos a contactar con nosotros sin ningún compromiso. Nos encantaría escucharte. ¡Te esperamos!

36 Comentarios

  1. Anonimo

    1- no tengo nada…por lo tanto no puedo darle importancia a nada…

    2-no necesito mucho…pero como no tengo nada pues no puedo contentarme con nada…

    3-es imposible que tengamos las mismas cartas…vale…pero porque me tienen que tocar las peores cartas?…

    4-…volvemos a lo mismo…no tengo nada…por lo tanto nada que valorar…

    …el que ha escrito este articulo no tiene ni puta idea de lo que habla ni de lo que va la vida…

    Responder
    • J

      Amig@ quejumbroso, este texto no solucionara tu vida, pero si te da una guía de por donde empezar.

      Deja de quejarte por las cartas que te toco jugar en la vida, es lo que es y lo que somos y haremos para hacerlo diferente. Ten el valor, lucha y quédate con esa satisfacción de marcar una diferencia por mínima que sea.

      Responder
      • Andrés Yepes

        Yo creía que tenía esto, pero es que directamente no le estoy encontrando sentido a la vida. No sé qué me está pasando. Aunque es verdad que nada me hace feliz. Tenía una pareja y vivía aburrido con ella pensando que quería dejarla y hemos terminado y ahora no le encuentro sentido a la vida sin ella.
        Lo único que disfruto es dormir largas horas para soñar cosas y ya.

        Responder
        • Sofia Gil

          Buenos días Andrés,

          Muchas gracias por participar en nuestro Blog de Psicología.

          Te recomendamos solicitar ayuda profesional si llevas tiempo encontrándote de esta manera. Quizá un psicólogo/a pueda ayudarte a entender qué está sucediendo. Y, cuál es el tratamiento para ello.

          Un abrazo.

          Responder
        • Paula

          Me pasa igual solo encuentro felicidad en dormir 💤

          Responder
        • Johana

          Hace unos meses me saque la carrera, desde ya el segundo año estaba deseando acabarla, por muy bonita que fuera estudiarla, dias buenos y dias malos como todos los estudiantes sabemos. Pero mi objetivo era ya acabarla, para poder trabajar ( lo cual me generaba mucha inseguridad, supongo como a todos, el que no me cogieran o no fuera válida o suficientemente buena). Acabe la carrera a la primera ( a pesar de que estaba la inseguridad una vez más de suspender y tener que repetir el examen final). Me puse muy contenta. Disfrute dos semanas para despejar la mente y en seguida me salio un trabajo de tan solo un mes. Me puse contentísima porque ya realice practicas ahí, iba segura y con el miedo normal que todos tenemos al empezar algo. Estuve bien, pero a mitad del mes ya se me hizo pesado, deseaba a acabar, contaba los dias para terminar ( a pesar de que estaba muy a gusto!). Al acabar volvi a irme para despejarme, porque parece que solo encuentro paz fuera de mi lugar. Insegura de si iba a encontrar otro trabajo más estable. En seguida me salieron no uno, si no dos. Llevo a penas una semana en ambos trabajos, y en vez de estar contenta por encontrar tan rápido trabajos lo que me generaba tanta inseguridad, y contenta por ganar un sueldo y poder independizarme. Lo único que quiero es que termine ya, igual que cuando estudiaba, y me enfoco en la meta de independizarme y que entonces todo será mejor, pero será mejor? O estaré de nuevo disconforme, y se me hará todo cuesta arriba, y buscaré nueva meta para ponerme un plazo de que algo nuevo llegue? Es normal? Me gustaría poder disfrutar de lo que tengo, obviamente nadie quiere ir a trabajar, pero cuando estudias una carrera y comienzas en ello, no se supone que tienes que estar muy content@ de desarrollarte? A veces solo pienso que quiero una vida estable y tranquila, vivir mi vida, y me fastidia que mi profesión no me motive. Y no creo que sea por la profesión o si no se, pero a veces pienso que nada me es suficiente.

          Responder
        • María

          La vida es como escalera de gallinero: cortita y llena de mierda

          Responder
          • María Elizabeth Florentín Bogarín

            Hola! Hace 2 semanas se me fue la ilusión de muchas cosas. Me siento muy mal por dentro. Ando con pensamientos suicidas ando muy nerviosa, ansiosa , triste. Siento que todo me afecta. No puedo hacer ejercicios porque me aprieta el pecho. Hace 10 años me diagnosticaron Trastorno Sufro mucho todo el tiempo. Mi vida no es fácil. Lo que siento ahora me está comiendo

        • Alejandro

          hola gente,como están.Que hermoso blog,ne llegó al corazón y derramé un par de lagrimas Gracias por los consejos.Saluda atte Alejandro desde Argentina 🤗🤗🤗🤗🤗🇦🇷🇦🇷🇦🇷🇦🇷🇦🇷

          Responder
      • Sharon

        Me gusta tu comentario amig@

        Responder
    • Viviana

      Vivo soñando , deseando y querer superarme…pero no oo puedo dejar de sentir …aún sabiendo q ese sentimiento me hace mal .Ya no tengo ganas de seguir es mucho sufrimiento!

      Responder
    • José Alberto tapia cuevas

      Felicidades está muy. Bonito ayudar a personas insatisfechas

      Responder
    • Rebeca Angulo

      Este artículo me ha cambiado la manera de ver la vida. Me ha ayudado a superar y entender muchas situaciones de mi vida. Lo he recomendado y leído muchas veces.

      Responder
      • Sofia Gil

        Hola Antonio,

        ¡Qué bien saber que este artículo te ha podido ayudar!

        Muchas gracias por hacérnoslo saber, un abrazo.

        Responder
        • Emg

          Soy una persona que nunca está contenta con lo que tiene.Tenia una casa vieja y le he hecho una reforma y ahora no estoy contento con lo que he hecho. Tengo una depresión severa por haber hecho la reforma y el resto de mi familia la encuentra bien.Estoy de baja en el trabajo y tengo pensamientos suicidas . Pienso que me he gastado mucho dinero etc. Mi vida es un tormento. El caso es que antes de la reforma vivía bien.hacia mucho deporte,pero a partir de la reforma todo se me ha acabado.

          Responder
        • Alelí

          Tengo todo, pero nada me hace sentir feliz, solo quiero irme a un lugar donde ya no deba ser obligada a ser una persona, me cansé de ser hija, amiga, novia, de viajar, comer, salir, en fin todo. La inexistencia es lo único que surge en mi mente y nada de lo que leo o me dicen cambia eso, ni siquiera el esfuerzo de tratar de sentirme mejor. Y no tengo deseos ya de salir adelante

          Responder
    • Johanna

      Partes de una peluda equivocada amigo, NO TIENES NADA? es eso verdad? Tienes manos para crear, pies para avanzar, dedos para escribir en un teléfono o ok PC, y por sobretodas esas cosas maravillosas, tienes nada mas y nada menos que la vida, y no cualquier vida, de todas las formas de vida posible dentro de este planeta, te toco ser un humano y no un insecto o un roedor. Piénsalo de verdad … no tienes nada? O no eres consciente de nada de lo que tienes? Ánimo!

      Responder
    • Leandro

      A mi me ayuda a veces pensar que siempre puede ser peor. Muchos dirán es un pensamiento derrotista o pesimista pero no. Es una forma de agradecer lo que uno tiene. Porque siempre puede ser peor.

      Hay gente que no tiene comida. Hay gente que no tiene un techo, que vive en la calle o abajo de un puente.

      Hay gente que no tuvo padres, o que nació sin el sentido de la vista o con alguna discapacidad o lo que sea.

      Hay mucha gente que sufre y mucho. Y cuando yo me quejo de que no soy feliz o de que no tengo esto o no tengo lo otro, pienso en esa gente y digo puta madre, de que carajo me estoy quejando yo?

      A veces en vez de quejarse hay que aprender a valorar lo mucho o poco que uno tiene.

      Porque siempre puede haber sido peor. Y a cada uno lo que le toca.

      Responder
  2. Anónimo

    Yo sé que debemos ser agradecidos, ahorita tengo algunas cosas que antes solo soñaba, pero aun así me siento mal, triste e inconforme conmigo misma, siento que no puedo hacer nada de lo que quiero porque tengo otras obligaciones. Me siento deprimida y pienso que ninguna felicidad es completa. Es como si yo no pudiera ser feliz y no quiero ser así, quiero ser feliz y agradecida, la mayoría de las veces no me siento más que basura.

    Responder
    • Laura

      Me ha hecho mucho bien saber qué es lo que me sucede, toda mí vida corrí tras mis sueños y, en este momento, siento que ya no tengo sueños.
      Estoy desesperada, ésta no soy yo.
      Gracias por el artículo.

      Responder
      • Sofia Gil

        Hola Laura,

        Gracias a ti por leer nuestro Blog.

        Te recomendamos solicitar atención psicológica si consideras que por ti misma no logras identificar aquello que está bloqueando o impidiendo que puedas volver a encontrarte cómo tiempo atrás.

        Un abrazo.

        Responder
        • Viviana

          Vivo soñando , deseando y querer superarme…pero no lo puedo dejar de sentir …aún sabiendo q ese sentimiento me hace mal .Ya no tengo ganas de seguir es mucho sufrimiento!.Nada es como lo soñe, como lo creí, como quiero! No puedo dejar de sufrir por lo que no pude hacer y quiero hacer muchas cosas para lograrlo pero nose cual es el.mejor camino para alcanzarlo.Estoy muy nerviosa , necesito sentir dolor en mi cuerpo como en mente.

          Responder
    • Juan

      No se, no entiendo porqué me pasa esto. Ya no me reconozco!! Era yo una persona con iniciativa, hacia deportes, me gustaba leer, y disfrutaba cuando paseaba o estaba con amigos. Ahora en cambio, odio todo esto. No me quiero mover. Solo esperar que el tiempo pase rápido. Nada más. Somos una mota de polvo insignificante en el universo.

      Responder
  3. Lela

    Quisiera que me ayudaran solo vivo pensando en el futuro y que pasara conmigo y mis hijos, eso no me deja estar tranquila y vivir el presente como quisiera , siento que nada me da felicidad

    Responder
    • Laura

      Yo soy igual de quejona pero se que quejarse no ayuda tampoco. Entonces es un callejón sin salida con una sola opción. Salir por donde entraste, o sea no quedarse ahí y luchar con lo que se pueda y como se pueda para ser un poquitín feliz o algo parecido a ello. Eso ya es algo mejor no? Y entender con dulzura que somos algunos más infelices que otros, que por algún motivo sentimos vacíos, sin embargo, se puede continuar aún con ello. El secreto? No darle tanta atención. Centrarnos en que somos puntos en el universo. Efímeros. Que esto dura poco. Mientras probamos ser más benévolos con nuestro pobre corazón?

      Responder
  4. manu

    Es muy fácil hablar de éstas cosas pero nadie sabe lo horrible que se siente. Hasta el suicidio se te cruza por la cabeza muchas veces. Yo sólo quiero vivir tranquilo. Pero para estar tranquilo en la vida, incluso necesitas muchas cosas detrás. Yo estoy solo. Soltero. No tengo pareja ya que todo el mundo huye de mí. (Y no por ser feo ni nada de eso. Soy un chico deportista y de buen ver, etc) es porque proyecto tanta infelicidad que hasta los perros me ladran. Si señor!, no tengo más opción que recurrir a profesionales. Y mejor me voy olvidando de psicoterapias. Creo que es algo que le hace falta a el cerebro. Un químico, algo que ha dejado de producir, porque yo, es si mismo lo siento. Es cómo tener un moto bonita y no tener gasolina para usarla. Pues algo pasa con mi cerebro. Le hace falta una buena dosis de gasolina para poder andar y correr por el mundo. Pero allí el dilema, ¿Dónde está ese liquido? ¿en las medicaciones? No estoy seguro. Puede que te ayuden a solucionar el problema por un momento pero luego, te vuelves a quedar igual o peor. Creo, en definitiva, que todo es suerte en la vida. Y nacer con un cerebro sano ya es un regalo de la vida. Yo ya desde adolescente presentaba éste problema. Se fue agudizando con los años. Y ahora con 35 años. Estoy cómo un bote a la deriva. En frente de mi un mar oscuro con muchas criaturas a mi alrededor.
    Dios les bendiga
    27 de junio 22
    22:11
    Madrid

    Responder
    • Anónimo

      Amigos el secreto esta en dejar fluir tus ideas frente a los que consideres de fonfianza y recibir consejos humildemente .Tambien hacernos una introspeccion para ver hasta donde somos capaces de aportar para recibir es decir conocernos mejor y trabajar en aquello que quisieramos llegar hacer y si no nos resulta por mas esfuerzo que pongamos probar y probar otras alternativas que encajen con nuestras preferencias

      Responder
    • Viviana

      Vivo soñando , deseando y querer superarme…pero no lo puedo dejar de sentir …aún sabiendo q ese sentimiento me hace mal .Ya no tengo ganas de seguir es mucho sufrimiento!.Nada es como lo soñe, como lo creí, como quiero! No puedo dejar de sufrir por lo que no pude hacer y quiero hacer muchas cosas para lograrlo pero nose cual es el.mejor camino para alcanzarlo.Estoy muy nerviosa , necesito sentir dolor en mi cuerpo como en mente.

      Responder
    • Anónimo

      Manu, tengo 38 y te comprendo plenamente, tengo un divorcio y una separación a cuestas. Pienso que esa «gasolina» de la que hablas talvez radica en ya no tener expectativas…solo vaciar tu mente de los anhelos y deseos. Piensa con esta alegorìa: te estàn llevando a un lugar que desconoces en un automòvil que no conduces….puedes hacer dos cosas, preocuparte por el destino, ponerte ansioso por el destino…o disfrutar el paisaje y el momento que llevas en el viaje. Espero te sirva de algo.
      Quito
      13/02/2023

      Responder
    • Leandro

      Vas a estar bien. Yo me sentía como vos a los 20 o 25. Ahora tengo 36 años y tres hijos hermosos y una pareja que me ama, y la verdad todavía me siento así de vez en cuando. Es una cuestión de sensibilidad creo. Y de ambición. Es un pecado la ambición pero bueno, somos humanos. No de dinero ni de fama ni de poder. Es la ambición de alcanzar nuestros sueños. Mi mujer me dice que yo vivía de lo intangible. De mis sueños vivía. Está en alcanzar los sueños la cosa me parece. O en qué hacés día a día para alcanzarlos. Uno se siente así cuando no está haciendo absolutamente nada por alcanzar sus sueños. Y eso está mal. Hay mucha gente que puede vivir así toda su vida sin más. Pero para alguien sensible a sus sueños y al mundo que lo rodea, eso es peor que la muerte. Es vivir para nada. Uno no le encuentra sentido a la vida. Y está bien que así sea. Porque la vida al fin y al cabo es perseguir nuestros sueños. Son nuestros sueños y las ganas de perseguirlos lo que nos saca de la cama a la mañana todos los días.

      Responder
  5. Gaspar

    Hola, no me ayudó en lo absoluto este blog!
    Soy una persona que no le hace feliz nada, no tengo un sueño y no se si hay algo que me apasione. Me gustaría cambiar y ser feliz pero no sé como

    Responder
    • Gabriela

      Creo que cuando ayudas a otros te ayudas a ti mismo.
      Salir a la calle con un poco de pan y darle de comer a perros callejeros es algo q relaice y luego de ellos me sentí tan bien !
      Hay mucha mirada sobre nosotros mismos . Un consejo es eso…ayudar a otros
      Uno llega a dónde llega por un camino… Ver dónde uno se quedó es importante y reparar nuestra relación con nosotros mismos. Buenas vibras para todos.
      Este mensaje ya me.hace sentir mejor ☺️

      Responder
  6. Marina

    Buenas.
    Algo parecido a Gaspar me ocurre a mí. No sé si hay algo entre todo eso creado que me apasione.
    Un saludo

    Responder
  7. Agustín

    La vida no es nada fácil, y encima de eso hay gente que te quiere hacer creer que puedes lograr todo lo que quieras , a mi me toco dejar un trabajo , no me gustaba me hacia infeliz , pero me mantenía . Es que este mundo nos ha reducido a ello , a sobrevivir y a conformarse con eso . La felicidad es hacer lo que a uno le gusta , trabajar en lo que le gusta , conseguir una pareja que a uno le guste y complementarse .
    Yo me cree mi propia oportunidad para trabajar de lo que me gusta, lo hago y lo disfruto , pero no puedo vivir de ello esa es mi realidad . De todas formas el dia que me muera , nadie me puede quitar eso , hice lo que se me dio la gana a pesar de que todo tiene un precio . quieres ser feliz ? paga el precio de lo que deseas o conformate con lo que tienes
    Les aseguro que por momentos valio la pena , porque no se puede ser feliz 100% del tiempo.
    Para mí ser feliz es ver realizados tus deseos mas íntimos , y para eso hay que luchar , pero entiendo que la expectativa debe ser moderada para no llevarte una desilución sino lo logras .
    Al final doy la razón a Jhon Lennon: «La vida es lo que te sucede mientras intentas hacer otros planes», que el plan no se consuma tu vida . Un saludo a todos y ojala podamos charlar en algun momento

    Responder
  8. María

    La vida es como escalera de gallinero: cortita y llena de mierda

    Responder
  9. Marlon Brando

    Muy buen artículo. Conviene leer algunos párrafos varias veces. Por supuesto, todas las personas son únicas y la misma «pastilla» no funciona siempre de la misma manera en el 100% de personas. Cuando se pierde la humildad y se cree fervientemente que nadie puede ayudarte es cuando más ayudas necesitas. El ego y la depresión es una muy mala combinación. Mucha suerte a todos!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *