Autoestima adolescentes

Autoestima adolescentes

Autoestima adolescentes

La autoestima es el valor personal, que una persona atribuye a la imagen que tiene sobre sí misma, y los sentimientos que posee a cerca del valor de sus características, rasgos y atributos personales.

La autoestima empieza a formarse desde que somos muy pequeños, sin embargo, en función de las experiencias que se van sucediendo a lo largo de la vida, nuestra autoestima puede aumentar o disminuir.

Una buena autoestima implica la aceptación de uno mismo a pesar de sus limitaciones y expectativas no cumplidas. La autoestima proporciona en cierto modo un tipo de homeostasis o equilibrio personal, mientras que la falta de ella origina  una mayor inestabilidad emocional.

La presencia de baja autoestima en la adolescencia es frecuente. Los adolescentes tienen que enfrentarse a una serie de cambios físicos, psicológicos y sociales que hace tambalear su autoestima. La familia adquiere, durante esta etapa, un papel fundamental como fuente de seguridad y soporte para sus hijos.

Tener una buena autoestima en la adolescencia hace a los chicos y chicas, que se encuentran es este periodo, tengan una mayor seguridad, confianza y capacidad para afrontar los cambios que se van sucediendo y desenvolverse sin dificultades en los contextos y las situaciones nuevas que aparecen en esta edad.

Los adolescentes que tienen una buena autoestima se comportan como personas autosuficientes, independientes y responsables. Si el adolescente confía en sí mismo actúa sin miedo, y se siente capaz de ponerse metas altas y de luchar para conseguir sus objetivos aunque ello implique una gran cantidad de esfuerzo. Sin duda, gozar de una buena autoestima nos ayuda a obtener mejores resultados en nuestra vida diaria.

Los adolescentes con baja autoestima se sienten limitados y estancados, siendo común que recurran en muchas ocasiones al aislamiento social para protegerse del entorno que ellos perciben como “hostil”. Esta situación no les permite crecer ni desarrollarse personalmente. La inseguridad, los sentimientos de desagrado hacia sí mismos, y la falta de confianza terminan paralizándoles y alterando su estado de ánimo.

¿Qué puede ocasionar una baja autoestima en la adolescencia?

  • No sentirse aceptados por el grupo de iguales.
  • Ser objeto de críticas o burlas por parte de sus compañeros.
  • Insatisfacción con la imagen corporal.
  • Tener una orientación sexual no aceptada por la familia y amigos.
  • Falta de motivación, compromisos, metas u objetivos personales.
  • Baja tolerancia a la frustración.
  • Clima familiar tenso caracterizado por continuas peleas, conflictos y faltas de entendimiento entre los padres y el adolescente.
  • Escasa comunicación o comunicación inexistente con los padres.

Es importante que los familiares observen los comportamientos de su hijo adolescente para poder actuar ante los primeros indicadores de una baja autoestima en el adolescente. La autoestima es modificable, por lo que en MindUp Psicólogos ofrecemos tratamientos psicológicos destinados específicamente desarrollar o fortalecer la autoestima del adolescente en Murcia y prevenir la aparición de otros problemas psicológicos en la adolescencia.