Adicciones adolescentes

tratamiento adicciones adolescentes murcia

Adicciones en adolescentes

Adicción a las nuevas tecnologías

El desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es un fenómeno relativamente reciente que ha supuesto rápidos e importantes cambios en  nuestra sociedad. Las nuevas tecnologías han facilitado a los niños y adolescentes un sinfín de conocimientos y experiencias que son, en la mayoría de las ocasiones, beneficiosas.

Las nuevas tecnologías no son negativas ni perjudiciales en sí mismas, sin embargo, el peligro reside en el uso inadecuado o excesivo que los niños y adolescentes hacen de ellas. Existe una relación directa entre el progresivo e imparable avance de las nuevas tecnologías y aumento del número de niños y adolescentes con problemas causados por la pérdida de control sobre el uso de éstas.

¿A qué nos referimos cuándo hablamos de adicción a las nuevas tecnologías?

  • Adicción a internet.

  • Adicción a las redes sociales.

  • Adicción al teléfono móvil.

  • Adicción a los videojuegos.

La característica principal de una adicción a las nuevas tecnologías es la pérdida de control, la fuerte dependencia psicológica, la pérdida de interés por actividades que antes resultaban gratificantes, la interferencia en el desarrollo normal de las actividades de la vida diaria del niño o adolescente. A su vez, el rendimiento académico, las relaciones familiares, las escasas relaciones con el grupo de iguales y el mal comportamiento, pueden ser indicadores de una posible adicción a las nuevas tecnologías. Existe dependencia psicológica cuando existe una absoluta necesidad de desarrollar esa actividad y se experimenta ansiedad si no se lleva a cabo.

Podemos hablar de un buen uso de las nuevas tecnologías cuando éstas no interfieren negativamente en las obligaciones ni en las actividades de ocio y tiempo libre del niño o adolescente.

Es recomendable recibir tratamiento psicológico para la adicción a Internet, los videojuegos, el teléfono móvil o las redes sociales, cuando se observan en el niño o el adolescente las siguientes señales de alarma:

  • Privarse del sueño para permanecer conectado a la red.
  • Descuidar otras actividades importantes como el contacto con la familia, las relaciones sociales y el estudio.
  • Pensar en las nuevas tecnologías, incluso cuando no se está conectado a ellas.
  • Sentirse tenso e irritado cuando no se pueden utilizar las nuevas tecnologías.
  • Haber intentado, en varias ocasiones, limitar el tiempo dedicado a las nuevas tecnologías sin éxito.
  • Mentir sobre el tiempo real invertido en el uso de las nuevas tecnologías.
  • Aislarse socialmente, mostrarse irritable y disminuir el rendimiento académico.
  • Sentir euforia y activación anómala cuando se utilizan las nuevas tecnologías

Adicción a las drogas

El consumo de sustancias, en la población adolescente, constituye, en la actualidad, un problema de índole social debido al alarmante porcentaje de menores que consumen y abusan de las drogas en nuestro país.

La adolescencia es un periodo de máxima vulnerabilidad, la continua búsqueda de nuevas sensaciones y experiencias, la baja percepción de peligro, la importancia de la aceptación social, la gran disponibilidad y  la fácil accesibilidad de las drogas, son factores que contribuyen a que el adolescente se inicie en el consumo de drogas y se convierta finalmente en una persona adicta. El alcohol, el tabaco y el cannabis son las drogas que empiezan a consumirse a edades más tempranas, por lo que son las drogas que con mayor frecuencia se consumen en la adolescencia.

La adicción a las drogas es una enfermedad crónica que se caracteriza por la búsqueda y el consumo compulsivo de sustancias, a pesar de sus consecuencias nocivas.

El consumo de drogas se ha convertido en un hecho “normalizado” en los adolescentes de las sociedades desarrolladas, no siendo conscientes la mayoría de los consumidores de los riesgos asociados al consumo de sustancias. La adicción a las drogas modifica la estructura y el funcionamiento del cerebro, por ello, es sumamente recomendable buscar ayuda profesional cuando se detectan, en los hijos adolescentes, indicadores de un posible consumo excesivo de sustancias.

En ocasiones, muchas personas se disponen a iniciar un tratamiento psicológico para las adicciones en Murcia, cuando el problema ya está firmemente instaurado, es decir, cuando el adolescente lleva consumiendo drogas durante mucho tiempo. Este hecho dificulta la rehabilitación y el abandono del consumo de sustancias, por lo que es recomendable iniciar un tratamiento psicológico con la finalidad de abandonar el abuso de sustancias ante los primero indicadores de un consumo excesivo de sustancias.

¿A qué nos referimos cuándo hablamos de adicción a las drogas en adolescentes?

  • Adicción alcohol.

  • Adicción cannabis (marihuana).

  • Adicción cocaína.

  • Adicción nicotina.

Es necesario prevenir el consumo de drogas en adolescentes, por lo que el desarrollo de programas de prevención que permitan sensibilizar y concienciar a los jóvenes acerca de los riesgos, las consecuencias y los efectos nocivos de las drogas, es una estrategia útil para evitar que los menores se inicien en el consumo de sustancias. Sin embargo, son muchos los adolescentes que se encuentran atrapados en la adicción y necesitan iniciar un tratamiento para las adicciones, y poder así comenzar a rehabilitarse y a abandonar el consumo de sustancias.