Acoso escolar o Bullying

acoso escolar o bullying murcia

Acoso escolar o Bullying

El acoso escolar o Bullying es un término que actualmente se utiliza para hacer referencia a aquellas situaciones en las que un alumno es agredido, intencionada y reiteradamente, por otro compañero de clase. En general, el alumno que es agredido no suele defenderse, y por tanto, el agresor lo considera débil y se convierte así en la víctima habitual. La víctima es incapaz de salir por sí sola de esta situación, por lo que aparecen sentimientos de indefensión y aislamiento.

Los datos de acoso escolar o bullying en nuestro país son alarmantes, los profesores y las personas que trabajan en los centros educativos están preocupados por este fenómeno y cada vez más, las familias que inician un tratamiento psicológico para el acoso escolar o bullying. Por ello, es recomendable crear, tanto en los hogares como en los centros educativos, espacios que favorezcan el diálogo, el apoyo social, la confianza y el entendimiento que un niño víctima de acoso escolar necesita para no afrontar sólo tal situación.

El Bullying tiene la finalidad de provocar un daño físico, verbal o relacional, sin que media la provocación, a otra persona. El acoso escolar se caracteriza por una relación asimétrica de poder entre el niño o adolescente agresor y la víctima.

En el contexto escolar surgen conflictos, peleas y disputas puntuales entre los alumnos, sin embargo, serían conductas violentas, pero no podríamos hablar de acoso escolar o bullying.

Por otro lado, el acoso escolar o bullying, suele tener además un componente colectivo o grupal. Es decir, la víctima no actúa sola, normalmente suelen ser varios los agresores y los compañeros de clase conocen, en la mayoría de las ocasiones, la situación de acoso escolar o bullying. Sin embargo, los compañeros actúan como observadores pasivos y no contribuyen a que finalice la situación de dominación y opresión por parte del agresor hacia la víctima.

Es necesario, no sólo atender psicológicamente y ofrecer apoyo social a los niños que han sido víctimas y agresores en los casos de acoso escolar o bullying, sino que además, se debe contribuir para fomentar la prevención de conductas violentas en las aulas.

Es importante educar a los niños, desde los primeros años de vida, a rechazar y no tolerar las conductas violentas. Debemos potenciar las conductas de colaboración respeto y empatía entre los iguales. Los niños, los adolescentes, los profesores y los familiares deben estar preparados y poseer las habilidades necesarias para rechazar cualquier acto que atente contra la dignidad y la integridad de una persona.

Indicadores de acoso escolar o Bullying:

  • Es un comportamiento intencional.
  • La finalidad del agresor es causar daño o intimidar a la víctima.
  • Las agresiones son persistentes.
  • Existe una relación asimétrica de poder entre el agresor y la víctima.
  • La víctima no provoca las situaciones de violencia.
  • El niño agresor atenta contra la dignidad e integridad física y/o moral de la víctima.

Tipos de acoso escolar o bullying:

  • Exclusión social: ignorar, no dejar participar en un juego o actividades, etc.
  • Agresión verbal: insultar, humillar, difamar, difundir rumores, poner motes ofensivos, hablar mal de otro a sus espaldas, etc.
  • Agresión física indirecta: esconder cosas de la víctima, romper cosas de la víctima o robar cosas de la víctima, etc.
  • Agresión física directa: pegar.
  • Amenazas: obligar a hacer cosas a la víctima que no desea hacer, chantajes, amenazar con armas (cuchillo, navaja, palos, etc.), intimidar o amenazar verbalmente, etc.
  • Acoso sexual: acosar sexualmente con actos o manifestaciones verbales.