Trastornos de Personalidad

trastorno de personalidad

Trastorno de Personalidad

Los trastornos de la personalidad se caracterizan por ser patrones desadaptativos de pensamientos, sentimientos, percepciones y conductas que comienzan a edades muy tempranas.

Estos patrones son permanentes e inflexibles, y se apartan de las expectativas de la cultura en la que la persona se desenvuelve. Estos patrones se manifiestan en dos o más de las siguientes áreas:

  1. Cognición.
  2. Afectividad.
  3. Relaciones sociales.
  4. Control de impulsos.

Las personas que padecen un trastorno de personalidad suelen caracterizarse por tener una manera de pensar, sentir y actuar que se desvía de manera significativa de lo que se consideran patrones de vida normal.

El funcionamiento social, laboral y personal suele estar deteriorado, pero generalmente las personas con un trastorno de personalidad mantienen su  contacto con la realidad.

Normalmente, los trastornos de personalidad, tienen su inicio en la adolescencia o principio de la edad adulta, y son estables a lo largo del tiempo. Estos patrones desadaptativos son clasificados como trastorno debido a que ocasionan un gran malestar e interfieren en todos los ámbitos de la vida de la persona que lo padece.

¿Cuáles son los trastornos de personas más frecuentes?

Se distinguen diez tipos de trastornos de personalidad, reunidos en tres grupos, por las similitudes de sus características:

  1. GRUPO A: Este grupo comprende a aquellas personas que suelen ser consideradas como extrañas o excéntricas. Estas personas son muy aisladas, desconfiadas, con dificultad para procesar la realidad que los rodea y no pueden diferenciar la información que proviene del exterior con la generada por ellos.
  • Trastorno Paranoide de la Personalidad: Desconfianza excesiva o injustificada, suspicacia, hipersensibilidad y restricción afectiva. “No puedes confiar en nadie” (Millon y Davis 2001).
  • Trastorno Esquizoide de la Personalidad: Dificultad para establecer relaciones sociales, ausencia de sentimientos cálidos y tiernos, indiferencia a la aprobación o crítica. “Puedes llamar a la puerta, pero no hay nadie en casa” (Millon y Davis, 2001).
  • Trastorno Esquizotípico de la Personalidad: Anormalidades de la percepción, pensamiento, del lenguaje y de la conducta; que no llega a reunir los criterios para la esquizofrenia. “Soy excéntrico, diferente, raro” (Millon y Davis, 2001).
  1. GRUPO B: Este grupo comprende personas con una clara inclinación al dramatismo, muy emotivas y con conductas errática. A estas personas les cuesta mucho controlar sus impulsos. Son muy inestables emocionalmente, lo que les ocasiona ciertos problemas para adaptarse a su entorno.
  • Trastorno Antisocial de la Personalidad: Conducta antisocial continua y crónica, en la que se violan los derechos de los demás. Se presenta antes de los 15 años y persiste en la edad adulta. “Haré lo que quiera cuando quiera” (Millon y Davis, 2001).
  • Trastorno Límite de la Personalidad: Inestabilidad en el estado de ánimo, la identidad, la autoimagen y la conducta interpersonal. “Me enfadaré mucho si intentas dejarme” (Millon y Davis, 2001).
  • Trastorno Narcisista de la Personalidad: Sentimientos de importancia y grandiosidad, fantasías de éxito, necesidad exhibicionista de atención y admiración. “Mis órdenes son tus deseos” (Millon y Davis, 2001).
  • Trastorno Histriónico de la Personalidad: Conducta teatral, reactiva y expresada intensamente, con relaciones interpersonales marcadas por la superficialidad, el egocentrismo, la hipocresía y la manipulación. “Hazme el centro de tus atenciones” (Millon y Davis, 2001).
  1. GRUPO C: Este grupo comprende a personas que acostumbran a ser ansiosas y temerosas. Son personas muy inseguras, ansiosas y con muchos miedos, que ponen en marcha una serie de mecanismos de defensa cuando se sienten amenazados, los cuales determinan los distintos tipos de personalidad.
  • Trastorno Dependiente de Personalidad: Pasividad para que los demás asuman las responsabilidades y decisiones propias. Subordinación e incapacidad para valerse solo. Falta de autoconfianza. “Cuida de mí y protégeme” (Millon y Davis, 2001).
  • Trastorno de la Personalidad por Evitación: Hipersensibilidad al rechazo, la humillación o la vergüenza. Retraimiento social a pesar del deseo de afecto, y baja autoestima. “Quiero gustarte, pero sé que me odiarás” (Millon y Davis, 2001).
  • Trastorno Obsesivo-Compulsivo de la Personalidad: Perfeccionismo, obstinación, indecisión, excesiva devoción al trabajo y al rendimiento. Dificultad para expresar emociones cálidas y tiernas. “No quiero equivocarme” (Millon y Davis, 2001).

En MindUp Psicólogos realizamos tratamientos psicológicos para los Trastornos de Personalidad en Murcia. El abordaje no siempre es fácil y el tratamiento psicológico varía en función del tipo de Trastorno de Personalidad del que estemos hablando. EL objetivo principal del tratamiento psicológico es disminuir el malestar de la persona con diagnóstico de Trastorno de Personalidad y lograr que la persona pueda desenvolverse y funcionar normalmente en todos lo ámbitos de su vida. Por si es de vuestro interés profundizar en el tema de la personalidad, os recomendamos leer estos artículos: “¿Quién eres? ¿Conoces tu personalidad?“, y Mi vida es un caos: Trastorno Límite de Personalidad.