Separación o divorcio

separacion divorcio psicologo murcia

Separación o divorcio

La decisión de poner fin a una relación de pareja no es fácil, y el proceso de separación o divorcio de una pareja se considera un acontecimiento vital altamente estresante que supone un alto impacto emocional en los miembros de la pareja y en las personas cercanas a la misma (familia, amigos, etc.). Muchas personas deciden diariamente iniciar un proceso de separación o divorcio en Murcia.

Es común la aparición de sintomatología ansiosa y depresiva que se manifiesta con dificultades para dormir, alteración del apetito, intranquilidad, nerviosismo, tristeza y síntomas físicos tales como dolores en el pecho, dolores de cabeza o dolores de barriga, etc.

Una ruptura sentimental siempre es muy difícil de afrontar. Cuando una persona decide separarse o divorciarse tiene que hacer frente a un proceso de duelo, lo denominamos de esta manera porque una ruptura implica la pérdida o distanciamiento de un ser querido en el que habíamos depositado la mayor parte de nuestro afecto. Esto resulta duro y es un proceso difícil pero ni mucho menos imposible de superar.

Es evidente que las parejas que deciden separarse tienen que tomar decisiones, hacer frente a muchos cambios en su vida, y en definitiva tienen que adaptarse a una nueva situación.

Los cambios pueden ocasionarnos cierto temor, ya que enfrentarnos a cosas nuevas y desenvolvernos en situaciones desconocidas para nosotros puede generar en un primer momento malestar. Las personas tendemos a permanecer en nuestra zona de confort para sentirnos cómodos y protegidos, evitando la incertidumbre. Sin embargo, hay momentos en la vida en los que es preciso tomar decisiones y tomar un camino distinto al que hemos estado siguiendo hasta ahora si queremos que las cosas nos empiecen a ir de otra manera.

No es fácil tomar decisiones y comenzar a caminar por un nuevo camino, cuando nos invaden sentimientos de frustración, culpa, miedos, inseguridades y dudas, no es tarea fácil de sobrellevar, y es en este momento donde la ayuda psicológica entra en escena.

La separación o divorcio es el primer paso para iniciar una nueva vida y poner fin a una vida de pareja insatisfactoria.

Muchos padres se sienten muy preocupados por las reacciones de sus hijos ante la separación y no saben cómo gestionar tal situación, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones los niños se adaptan sin ninguna dificultad a los cambios. Además, la separación puede resultar incluso muy beneficiosa para los hijos, ya que el clima de malestar y tensión constante en el hogar desaparece.

La separación debe ser entendida como una oportunidad para ser más felices e incluso mejorar la relación con los hijos.

¿Cómo puede ayudar un psicólogo en un proceso de separación o divorcio de una pareja?

  • Reducir el impacto emocional que supone una separación o un divorcio.
  • Promover el bienestar de los dos miembros de la pareja.
  • Ofrecer orientación y asesoramiento a la pareja sobre aspectos relacionados con los hijos: cómo comunicarles la noticia, cómo hacerles entender que no son los culpables de la ruptura, cómo explicarles el motivo de la ruptura, cómo conseguir no hacerles partícipes del proceso de separación, cómo no devaluar la imagen que tiene el niño del otro progenitor, cómo prestar atención a los sentimientos de los hijos en todo momento, etc.
  • Favorecer el entendimiento entre los miembros de la pareja.