Baja autoestima

baja autoestima murcia

Autoestima

¿No te gustas? ¿No te aceptas como eres? ¿Necesitas constantemente recibir la aprobación de los demás? ¿Te resulta imposible decir NO? ¿Das demasiada importancia a tus defectos? ¿Eres demasiado exigente contigo mismo? ¿Te sientes inseguro? ¿Siempre dudas cuando tienes que tomar una decisión? ¡STOP: quizás tengas baja autoestima!

La autoestima es el juicio o valor personal que un persona atribuye a la imagen que tiene sobre sí misma; es a su vez el conjunto de sentimientos que posee una personas acerca del valor de sus características, rasgos y atributos personales.

Es una de los pilares más importantes que tenemos las personas, la autoestima proporciona en cierto modo un tipo de homeostasis personal, mientras que la baja autoestima normalmente origina inestabilidad emocional.

En definitiva, una persona con una buena autoestima es aquella que siente que cuenta con las capacidades, fortalezas, potencialidades y cualidades necesarias para resolver cualquier situación inesperada o adversidad. Las personas con alta autoestima confían en sus capacidades, se sienten seguras y eso les permite fluir, sentirse libres y comportarse conforme a sus pensamientos, emociones y necesidades, sin importarles en exceso la opinión de los demás.  Tener una buena autoestima implica la aceptación de uno mismo a pesar de sus limitaciones, debilidades y expectativas no cumplidas.

La autoestima comienza a construirse en la infancia mediante las experiencias de éxito o las experiencias de fracaso que se van sucediendo en nuestra vida y de los mensajes de aprobación o desaprobación, que recibimos cuando somos niños, de las personas más cercanas e importantes para nosotros (padres, hermanos, profesores, entrenadores, etc.).

Valorarnos de manera positiva o negativa influye directamente en la manera que tenemos de relacionarnos con los demás.

¿Qué hace que tengamos una buena autoestima o una alta autoestima?

  • Identificarnos y estar contentos con aquellas cosas que hacemos a lo largo del día.
  • Tener apoyo social y obtener cierta reciprocidad en las relaciones interpersonales (amigos, pareja, familia, compañeros…).
  • Cumplir nuestros objetivos o alcanzar pequeñas metas que nos hayamos prefijado.
  • Sentirnos valorados por las demás personas.
  • Tener personas a nuestro lado que confíen en nosotros.
  • Sentirnos independientes y autosuficientes.
  • Ser resiliente e interpretar lo que sucede en nuestro entorno de manera positiva intentando no hacer interpretaciones victimistas ni catastrofistas.
  • Ayudar a los demás.
  • Tener un talento.
  • No pretender ser perfecto.
  • Haber tenido buenas experiencias y tener la habilidad para gestionar el fracaso.
  • Asumir riesgos sin miedo a equivocarnos. Enfrentarnos a situaciones que no controlamos sin miedo y convencidos de nuestras capacidades y talentos (entrevista de trabajo, presentarnos a un examen, ligar,etc. ).

Tener autoestima baja te limita en tu día a día, genera malestar y no te permite vivir libremente. Pero, ¡no te preocupes, hay solución para mejorar tu autoestima!