STOP: ¡No permitas que nadie robe tus sueños!

STOP: ¡No permitas que nadie robe tus sueños!

“Los que aseguran que es imposible, no deberían interrumpir a los que estamos intentándolo”. T.A. Edison.

Hemos sido testigos en los últimos años de una crisis que no sólo ha hecho tambalear la situación económica de muchas familias, sino que además las consecuencias desde el punto de vista psicológico y social han sido devastadoras.

En este clima desalentador, teñido de desesperanza e incertidumbre, es realmente difícil tomar decisiones e iniciar nuevos proyectos. Sin embargo, no todas las personas han permanecido impasibles contemplando y criticando todo lo que va sucediendo a su alrededor.

¿Qué has hecho tú?, ¿has emprendido algún proyecto?, ¿has viajado al extranjero para buscar empleo?, ¿has dado un giro a tu vida para optar a nuevas oportunidades?, ¿has salido de tu zona de confort y te has embarcado en nuevas iniciativas?, ¿has decidido reinventarte?

Si las circunstancias cambian, lo más inteligente es readaptarte a la nueva situación y eso implica que debemos cambiar también nosotros. Pero, ninguna decisión es fácil, todas implican riesgo y por tanto valentía para superar el miedo a la incertidumbre y tolerar un posible fracaso. Cuando tomamos la decisión de iniciar un proyecto, nos responsabilizamos del éxito o el fracaso del mismo, invertimos esfuerzo, motivación, trabajo y sobre todo mucha ilusión.

Es en este contexto, cuando diferentes personas de tu entorno comienzan a ordenar tu vida , sin ser conscientes de su propio caos. Es común comenzar a recibir un aluvión de opiniones, consejos y críticas que tienen como objetivo paralizarte y evitar que sigas hacia delante.

No permitas que nadie haga tambalear tus objetivos. No todo el mundo se atreve a cambiar, si tú te has decidido a avanzar y has llegado hasta aquí, ya tienes mucho camino recorrido, eso dice mucho de quien eres, no dudes de tus potencialidades porque otros cuestionen tus iniciativas. Las personas suelen transmitir sus limitaciones, frustraciones y sentimientos de imposibilidad, esforzándose por robarte la esperanza y hacerte entender que no hay nada que se pueda hacer para salir de una situación de impasse y que cualquier esfuerzo será en vano.

Estas personas nos intoxican, nos etiquetan, nos contagian de sus emociones negativas y nos hacen dudar de la dirección que hemos decidido tomar; pueden debilitar nuestra iniciativa, nuestra creatividad y en definitiva, mermar nuestra valentía y nuestros sueños.

Tenemos derecho a tomar decisiones erróneas, a equivocarnos y por qué no a fracasar. Pero, yo me pregunto, ¿realmente es un fracaso luchar por aquello que deseas y superar todos los obstáculos que te encuentras en el camino? ¿Por qué no podemos atrevernos a soñar?

Nadie puede prever qué es lo va a suceder mañana, por lo que predecir si nuestro proyecto saldrá bien o si nuestra decisión será la acertada, es algo que se escapa de nuestro control.

Nunca perdemos, o dicho de otra manera, toda pérdida se convierte en una ganancia. Es posible que iniciemos un proyecto y no cumpla con nuestras expectativas, pero eso nos va a permitir aprender de nuestros errores, mejorar, crecer, cambiar y en definitiva, despertar de este mundo adormecido dónde prima el observar como todo cambia excepto nosotros mismos.

Cabe preguntarnos, ¿qué podemos hacer para no dejar que estas personas se apoderen de nuestros sueños? Sin duda, alejarnos física y emocionalmente de ellas, no debemos permitir que ahonden dentro de nuestro ser con el propósito de despojarnos y robarnos la más valiosa de nuestras pertenencias, nuestros sueños.

La clave es dilucidar cuál es el fondo y la finalidad del mensaje que las personas de nuestro alrededor nos transmiten, ¿son críticas constructivas o destructivas? Por otro lado, debemos ser muy conscientes de quién es la persona que nos hace la crítica y, reflexionar acerca de, qué importancia deben tener sus palabras para nosotros.

El que cree en algo termina creándolo. Os animo al cambio, a explorar y a descubrir este mundo que nos ofrece infinitas posibilidades para desarrollarnos y lograr una vida satisfactoria.

Suerte.

Comentarios (2)

  • Abel Orquín Responder

    Excelente articulo. No debemos de dejar de soñar y luchar por aquello que vale la pena. Desgraciadamente son muchos los que intentan decirnos que no seremos capaces de conseguirlo. Nunca, pero nunca permitas que nadie te diga lo que debes hacer y pensar, con el tiempo te lo agradecerás.

    28 Enero, 2015 at 13:44
    • sofiagil
      sofiagil Responder

      Muchas gracias Abel por enriquecer esta entrada de Blog con tus aportaciones.

      9 Febrero, 2015 at 20:38

Dejar un comentario

Tu email no será publicado.