Las siete parafilias o desviaciones sexuales más comunes

Las siete parafilias o desviaciones sexuales más comunes

Comenzamos este nuevo año 2015 con una nueva entrada de Blog sobre “Las siete parafilias o desviaciones sexuales más comunes”.

La parafilia es un término más o menos nuevo que se refiere a aquellas conductas sexuales que se alejan o desvían de lo que la sociedad considera prácticas sexuales normales.

Hemos considerado de interés publicar esta entrada de Blog para animar a reflexionar sobre algunas cuestiones que quizás hasta la fecha no nos habíamos planteado:

  • ¿Qué es lo normal?
  • ¿Dónde está el límite entre una conducta sexual normal y una conducta sexual desviada?
  • ¿Quién determina las conductas que son o no normales en la práctica sexual?
  • ¿Es la sociedad la que determina qué prácticas sexuales se desvían de la norma?

A continuación definimos y exponemos las características principales de las siete parafilias o desviaciones sexuales más comunes:

  1. Exhibicionismo.

Presentan fantasías, impulsos o comportamientos que implican la exposición de los propios genitales a una persona desconocida que no lo espera.

Normalmente el exhibicionista suele ser un hombre, heterosexual y casado en la mayoría de las ocasiones

  1. Fetichismo.

Presentan fantasías, impulsos o comportamientos que implican la utilización de fetiches u objetos no animados para poder lograr la excitación sexual.

Los objetos no animados o fetiches más comunes son la ropa interior femenina, aparatos para conseguir la estimulación genital, zapatos o cualquier otra prenda de vestir. Si el fetiche no está presente durante la relación sexual, el hombre puede no lograr la erección.

El curso de esta parafilia normalmente es crónico. Es más frecuente en hombres heterosexuales.

  1. Froteurismo.

Presentan fantasías, impulsos o comportamientos que implican tocar y rozar a una persona en contra de su voluntad.

Normalmente, las conductas de froteurismo tienen lugar en una edad que oscila entre los 15 y los 25 años. Se observa en un elevado porcentaje de casos que la frecuencia de este tipo de conductas suele reducirse gradualmente conforme aumenta la edad de la persona.

  1. Masoquismo sexual.

Presentan fantasías, impulsos o comportamientos que implican ser humillado, pegado, atado o cualquier otra forma de sufrimiento.

Muchos estudios señalan que las fantasías de contenido masoquista probablemente comiencen a presentarse desde la infancia, sin embargo, los comportamientos masoquistas no aparecen normalmente hasta el principio de la edad adulta.

En la mayoría de los casos el curso es crónico. La gravedad de los actos masoquistas puede verse acentuada con el tiempo o incluso con el estrés.

  1. Sadismo sexual.

Presentan fantasías, impulsos o comportamientos que implican actos cuya finalidad es obtener satisfacción sexual a costa de humillar y/o hacer sufrir física y psicológicamente a otra persona, pudiendo incluso ocasionar un peligro real para la salud de la víctima.

Frecuentemente, se observa que las personas que presentan esta parafilia comenzaron a tener fantasías sádicas desde la infancia, sin embargo, las conductas sádicas no suelen aparecer hasta el comienzo de la edad adulta.

El sadismo se caracteriza por seguir un curso crónico en la mayoría de las ocasiones.

  1. Fetichismo Transvestista.

Presentan fantasías, impulsos o comportamientos que implican vestirse con prendas del sexo opuesto para lograr la excitación sexual. Tiene lugar únicamente en hombres heterosexuales.

  1. Voyeurismo.

Presentan fantasías, impulsos o comportamientos que implican ocultarse para observar a personas desnudas, desvistiéndose o mientras mantienen relaciones sexuales.

Normalmente, las personas con esta parafilia no buscan ningún tipo de relación sexual con la persona a la que espían. En los casos más graves, el voyeurismo termina convirtiéndose en la única actividad sexual de la persona

Tiene su inicio antes de los 15 años y el curso de esta parafilia tiende a ser crónico.

Características  generales de las parafilias:

  •  Suelen tener su inicio en la adolescencia, en concreto, diversos estudios señalan que en el 50% de los casos, las parafilias tienen su inicio antes de los 18 años.
  • Para que realizar un diagnóstico de parafilia es necesario que las fantasías, impulsos y/o comportamientos estén presenten al menos durante 6 meses.
  • Ocasionan un malestar significativo en la persona que tiene una parafilia e interfieren en las áreas más importantes de su vida. Ojo, es importante señalar que si no producen malestar en la persona no se trataría de una parafilia.
  • Las parafilias se observan significativamente más en hombres que en mujeres, estando aproximadamente el 50% de ellos casados.
  • El Voyeurismo y el Exhibicionismo son las parafilias  que con que con mayor frecuencia se encuentran en centros especializados de tratamiento.

Lanzamos la siguiente pregunta y os animamos a compartir vuestras opiniones y a plantear cualquier consulta o sugerencia: ¿Qué es lo normal en la práctica sexual y por qué?

Comentario (1)

  • YOELY POLANCO Responder

    El saber no pesa

    12 enero, 2015 at 00:36

Dejar un comentario

Tu email no será publicado.