Celos: El monstruo de los ojos verdes que nos aboca a la locura.

Celos: El monstruo de los ojos verdes que nos aboca a la locura.

 “El que es celoso, no es nunca celoso por lo que ve; con lo que se imagina basta”. Jacinto Benavente.

Los celos aparecen como reacción ante la amenaza real o imaginada de perder a nuestra pareja sentimental. La persona que se deja atrapar por ellos corre el riesgo de no ganar nada y de perder absolutamente todo. La emoción que con frecuencia se esconde detrás de los celos es el miedo, el miedo al abandono o a perder a la personas que amamos.

Los celos es un fenómenos complejo y difícil de entender a pesar de ser una experiencia cotidiana en la que muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en alguna ocasión. Los celos, o el monstruo de los ojos verdes como diría Shakespeare, nos alejan del amor cuando más lo buscamos y nos sitúan en un territorio intermedio entre la realidad y la fantasía, fractura por la cual se cuela incluso la sinrazón.

¿Cómo se comporta una persona celosa?

  • Se preocupa de manera excesiva por si su pareja muestra o desarrolla interés por otras personas.
  • Monta escenas de celos en las que pierde el control y agrede física o verbalmente a su pareja.
  • Controla y supervisa horarios, actividades o desplazamientos.
  • Pregunta constantemente a su pareja sobre sus idas y venidas pero no se queda satisfecho/a con las respuestas. Duda que su pareja esté diciendo la verdad.
  • Critica todo el tiempo a su pareja, todo lo que hace le parece mal.
  • Es muy suceptible, no admite críticas constructivas ni sugerencias.
  • Se muestra irritable.
  • Hace comentarios desfavorables sobre las distintas facetas de su pareja que van creciendo con el paso del tiempo en agresividad y frecuencia.
  • Intenta chantajear emocionalmente a su pareja para que limite sus actividades sociales con amigos o familia.
  • Dirige hacia su pareja expresiones que buscan minusvalorar o humillar.
  • Critica, rebaja y amenaza a cualquier posible rival.

Soy celoso/a, ¿debo buscar ayuda profesional?

Nosotros recomendamos solicitar ayuda profesional para poner fin a los celos cuando la personas afectada no puede controlar ni atajar por sí misma dicha situación o cuando los celos se han convertido en un obstáculo que impide a la persona celosa realizar sus actividades del día a día con normalidad.

De manera reiterada recibimos en la consulta a personas que solicitan ayuda porque la situación se les ha ido de las manos y es lo suficiente grave y desbordante para la pareja como para no poder por sí mismas buscar una solución.

Con frecuencia solemos creer que el tiempo lo cura todo pero cuando la situación escapa de nuestro control esto no suele ser así. Por este motivo. es necesario tener en cuenta que no siempre las personas pueden salir por sí solas de situaciones tan complejas como la de sufrir los celos incontrolados de su pareja. Además, sabemos que si no se actúa con cierta rapidez las peleas o los conflictos por celos pueden ocasionar consecuencias muy negativas siendo la menor de ellas la ruptura de la pareja.

Seguramente, la persona celosa necesite recibir terapia psicológica individual durante un periodo de tiempo más o menos largo. Sin embargo, es imprescindible que a la consulta asistan ambos miembros de la pareja, al menos en las etapas iniciales, ya que los celos nacen y evolucionan en el contexto de la relación. Por ello, es necesario que tanto la persona celosa como la persona afectada por los celos, asistan a consulta y colaboren activamente en la terapia.

Si resides en Murcia y estás interesad@ en buscar ayuda profesional, para poner fin de manera definitiva a los celos,  te animamos a contactar con nosotros sin ningún compromiso. Queremos escucharte y poner a tu disposición todas nuestras herramientas para ayudarte a recuperar de manera definitiva un adecuado bienestar emocional. Aunque no seas de nuestra ciudad también podemos ayudarte mediante la modalidad de terapia online (videoconferencia).

Dejar un comentario

Tu email no será publicado.