Adicción a Facebook: “La fiebre de los LIKES”

Adicción a Facebook: “La fiebre de los LIKES”

Nuestras vidas han mejorado gracias a las redes sociales. ¡No hay duda! Ahora todo es más rápido, cómodo e incluso divertido. El problema surge cuando hacemos un uso excesivo de las nuevas tecnologías y rompemos el equilibrio entre el mundo virtual y el mundo real. Hoy en día nuestro teléfono móvil se ha convertido en una parte más de nuestro cuerpo.

Facebook es la red social más utilizada. En España más de 21 millones de personas tiene Facebook. Cada vez son más las personas a las que les resulta imposible cerrar o no hacer uso Facebook durante el día. Muchos de nosotros no podemos pasar sin subir fotografías o selfies a nuestro muro de Facebook, sin dar “likes”, sin comprobar si hemos recibido algún mensaje nuevo en la bandeja de entrada o simplemente sin conocer las actividades diarias o las noticias que comparten nuestros contactos.

Resulta muy atractivo utilizar esta red social porque te permite conectar con otras personas con mucha facilidad sin importar el lugar del mundo en el que se encuentren. Por otro lado, en Facebook proyectamos únicamente lo positivo de nuestra vida, es decir, solo publicamos nuestros mejores momentos. Además,  hacemos un gran esfuerzo por salir favorecidos y atractivos en las fotos que tenemos la intención de subir a esta red social. Este fenómeno, conocido bajo el nombre “postureo”, no refleja en absoluto la realidad sino simplemente proyecta una imagen distorsionada de nosotros mismos, basada en la apariencia, que poco tiene que ver con nuestra vida real.

Por otro lado, nos proporciona una gratificación inmediata y de ahí su gran poder adictivo. Tras subir una fotografía tan solo es necesario esperar unos minutos para comenzar a recibir “likes” y/o comentarios en nuestras publicaciones. Esto nos hace sentirnos bien e integrados en nuestro grupo de iguales. En Facebook no existe el botón de “no me gusta” por lo que los estímulos que recibimos son, en la mayoría de las ocasiones, positivos.

Debido a todos los beneficios que hemos señalado son muchos los adolescentes que han desarrollado una adicción a esta red social. Los jóvenes no entienden sus vidas sin estar al tanto de todo aquello que sucede en su entorno social. Tienen “miedo a perderse algo” por lo que viven constantemente pegados al teléfono con el objetivo de no quedarse al margen de lo que sucede a su alrededor. La necesidad de sentirse parte del grupo y no sentirse excluidos es lo que les engancha principalmente.

El uso de Facebook se extendió de manera vertiginosa. Por ello, investigadores de la Univerdidad de Begen (Noruega) desarrollaron en el año 2012 la primera escala a nivel mundial que permite medir la adicción a Facebook. Dicha escala es conocida con el nombre Bergen Facebook Addiction Scale (BFAS). Esta escala se basa en seis criterios básicos:

  • ¿Pasa mucho tiempo pensando en Facebook?
  • ¿Siente el impulso de usar Facebook?
  • ¿Utiliza Facebook con el fin de olvidar sus problemas personales?
  • ¿Ha tratado de reducir el uso de Facebook sin éxito?
  • ¿Está impaciente, o es un problema, si no puede utilizar Facebook?
  • ¿Utilizar mucho Facebook ha provocado un impacto negativo en su trabajo/estudios?

¡Te animamos a responder a estas preguntas y a que reflexiones sobre el resultado que hayas obtenido!Las personas que realizan la escala pueden elegir las siguientes opciones de respuesta: en muy raras ocasiones, en raras ocasiones, a veces, a menudo o muy a menudo. Según los autores de dicha escala, una calificación de “a menudo” o “muy a menudo” en al menos cuatro de los seis criterios sugiere una adicción a esta red social.

Si consideras que estás enganchado a las redes sociales y por ti mismo no puedes lograr hace un uso normalizado de las mismas, puedes contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Dejar un comentario

Tu email no será publicado.