5 Recomendaciones para vencer la ansiedad

5 Recomendaciones para vencer la ansiedad

Hablar de ansiedad es necesario si tenemos en cuenta el gran número de personas que actualmente sufren ansiedad en la sociedad occidental. Debido a su alta prevalencia en la población, son muchos los profesionales que definen la ansiedad como la epidemia del S.XXI. Es alarmante el número de personas que acuden a nuestra consulta buscando ayuda psicológica para poder poner fin a su ansiedad.

Situaciones cotidianas se convierten para las personas que sufren ansiedad en auténticos desafíos. La ansiedad irrumpe en sus vidas provocando gran malestar e interfiriéndoles a nivel personal, laboral y social.

En terapia es frecuente que las personas expresen que se sienten incomprendidas y agotadas al no poder controlar la ansiedad que tanto desequilibrio les está causando.

Somos conscientes del gran sufrimiento que provoca en la persona que padece ansiedad. Damos mucha importancia a los problemas físicos pero subestimamos la importancia de los problemas emocionales y el malestar que experimentan las personas que los sufren.

La falta de información sobre la ansiedad hace que muchas personas critiquen, juzguen o ridiculicen a otras cuando dicen que situaciones tales como conducir por la autovía, estar parados en un atasco, tomar un café en una terraza, pasear por un centro comercial, ir al cine, hacer uso del transporte público, dormir fuera de casa o viajar, les ocasionan ansiedad y se convierten en un auténtico desafío para ellas. ¡Es normal, no es fácil de entender! Pero, es indiscutible el malestar que experimentan las personas con ansiedad.

Las personas que tienen problemas de ansiedad se encuentran en un estado de alerta permanente, están en tensión como si algo malo fuera a ocurrir en cualquier momento y esto les impide poder relajarse.

Es común que cuando la ansiedad es elevada se experimenten síntomas como taquicardia, sudoración, dolor de estómago o problemas gastrointestinales, sensación de ahogo, tensión muscular, sequedad en la boca, sensación de irrealidad, pequeños fallos de memoria, nerviosismo, problemas para dormir, pensamientos negativos recurrentes, etc. Muchas personas son conscientes de que el estado de sobreactivación en el que se encuentran no tiene sentido, pero no saben qué hacer para poder reducir su ansiedad.

Vencer la ansiedad no es fácil pero es posible.

A continuación os facilitamos 5 recomendaciones que os ayudarán a reducir la ansiedad:

  1. Sal de tu zona de confort. En la zona de confort no pasa nada, todo es estático y rutinario. No tengas miedo a la incertidumbre, todos los cambios nos ayudan crecer y mejorar, nos transforman y nos acercan a la mejor versión de nosotros mismos. La ansiedad es solo un signo de que estás vivo. Arriésgate, emociónate, vive. ¡No tengas miedo!
  2. No evites. Hazlo, y si te da miedo ¡hazlo con miedo! Si evitas aquello que te da miedo siempre permanecerás en el mismo sitio, no avanzarás. Recuerda que todos tenemos miedo. El cobarde y el valiente tienen miedo ambos, la diferencia es que el valiente a pesar de tener miedo decide tirar hacia delante. La vida es demasiado corta e interesante como para permanecer siempre en el mismo sitio por el miedo a la incertidumbre o por el miedo a no tener todo bajo control. ¿No crees?
  3. No te preocupes y ocúpate. Nuestra mente no puede hacer dos cosas al mismo tiempo. No puede estar preocupada y ocupada a la vez. ¡La ocupación es la mejor medicina para la preocupación! ¿Te has dado cuenta de que la mayoría de cosas por las que te preocupas nunca suceden? Por eso, es importante que dejes de rumiar y de alimentar tus pensamientos negativos, y te ocupes de cumplir tus objetivos, perseguir tus sueños y disfrutar de lo que te apasiona. Esto te ayudará a que las preocupaciones no esten en primera línea de combate y pasen a un segundo plano.
  4. Centra tu atención en lo que SUMA y no en lo que RESTA. Tu eliges donde pones tu foco de atención. Presta atención a aquellas cosas que te aportan bienestar y calidad de vida. Deja de prestar atención a tu ansiedad y empieza a mirar las cosas maravillosas que pasan a tu alrededor. Centrar tu atención en tus sensaciones corporales (tus palpitaciones, pensamientos, al sudor de tus manos, etc.) y en tus pensamientos solo hace que tu ansiedad cada vez sea mayor.
  5. No te boicotees. Es común observar como las personas que sufren ansiedad elevada tienen pensamientos negativos sobre sí mismas tales como “no lo voy a conseguir, no soy capaz, soy un inútil, me va a salir mal, me estoy encontrando muy mal, seguro que me voy a desmayar…”. Si pensamos y nos decimos este tipo de cosas, solo vamos a conseguir ponernos cada vez más ansiosos. ¿Qué pasaría si te dijeras a ti mismo justo lo contrario? “Lo voy a conseguir, soy capaz, puedo hacerlo, todo va a salir bien, las sensaciones físicas son solo fruto de mi ansiedad, pronto desaparecerán…”. ¡Pruébalo!.

Si consideras que necesitas ayuda profesional para superar tu problema de ansiedad y estás interesado en iniciar un tratamiento psicológico para la ansiedad en Murcia, te animamos a que te pongas en contacto con nosotros sin ningún compromiso.

A su vez, te animamos a que participes en este Blog compartiendo con nosotros y con nuestros lectores tu experiencia u opinión sobre este tema. Vuestros comentarios enriquecen el Blog y ayudan a muchas personas.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado.